MUCHO CUIDADO! Si te hurgas la nariz puede pasarte como a Mabel Jones... Ella no imaginaba que ese era el primer gesto para abrir un portal mágico, y acabó metida en un mundo gobernado por unos piratas muy animales. ¿TE ATREVERÍAS a retar a un enorme oso salvaje en un duelo de bebedores de leche?¿Y a caminar sobre un trampolín engrasado sin caer al mar?¿O a enfrentarte al peligro buscando un tesoro tan misterioso que ni tiene nombre? ¡Mabel Jones hizo eso y mucho mas! Si eres capaz de leer sus aventuras sin partirte de risa, quizás tengas autentico caracter y pirata...